Todo lo que querías saber sobre el microblading

Decidí escribir este post porque tengo que compartirles mi experiencia con el microblading y lo feliz que estoy con mis nuevas cejas, pero igual que todas tuve dudas y miedo antes de hacerlo…

No tengo cejas…

Casi no tengo cejas por lo que en los últimos años las he maquillado religiosamente todos los días.

Aprendí a maquillarlas tan bien (según yo) que me acostumbre a verme con cejas por lo que no salía a ningún lado sin antes pasarme el lápiz de Benefit que fue mi mejor amigo durante tanto tiempo.

Lo malo es que hasta para sacar a mi perrito a pasear o ir al gym tenía que hacerlo, porque me daba terror salir sin al menos el maquillaje de cejas… y mil pena a que alguien me viera sin el.

No me atrevía

Sabía obviamente del microblading desde hace mucho tiempo, pero sinceramente no me atrevía. Había visto resultados no tan buenos en un par de amigas y lo peor es que si no te queda bien te tienes que aguantar hasta que se quite el pigmento, ósea monino 6 meses o más!! .

Así que por más que me recomendaban salones y estilistas no me atrevía porque si, tenía miedo.

Encontré el lugar ideal

Después de un par de años de dudas, me invitaron a conocer Sonia Garcilazo Studio, donde me hice el lifting de pestañas ¿se acuerdan?.

Lo que no saben es que desde un inicio me invitaron a hacerme microblading y decidí empezar por las pestañas porque si, seguía teniendo miedo.

Varias de mis amigas bloggers también fueron y si se aventaron al microblading y cada vez que veía a una de ellas me fijaba en sus cejas y el maravilloso trabajo de Sonia y por dentro me animaba más y más a hacérmelo.

El día llego…

Hice mi cita y llegue a ella con mil nervios!, no sabía cómo me quedarían pero lo que si sabía es que estaba en manos de una experta.

En cuanto Sonia me vio miro mis cejas y me dijo: te las voy a dejar muchísimo mejor de cómo las traes (yo y mi makeup súper pro con mi lápiz de cejas jajaja).

Me pasó a prepararme: me depilaron mis cejas con un poco de cera, colocaron la anestesia en crema y la cubrieron con unas tiras de plástico transparente. Pasaron los minutos y veía cómo terminaban a una señora que estaba antes que yo…

Llegó el momento

Al fin fue mi turno, y contrario a lo que me habían dicho de que dolía mucho, Sonia comenzó con mi ceja derecha y no sentí nada. De hecho pensé que estaba marcando con un lápiz cómo iba a quedar, hasta que me di cuenta que ya había empezado. Conforme se acercaba al final de la ceja fue que empecé a sentir un poquito de dolor.

Termino mi ceja derecha y comenzó con la izquierda y tengo que decirles que esa si que me dolió más, pero un dolor soportable.

De la aplicación del microblading yo creo que Sonia tardo unos 20 minutos, fue en realidad muy rápido.

Al final me mostró cómo habían quedado con un espejo de mano y vi mis cejas con tanta felicidad!! Se veían mil veces mejor que como yo las maquillaba y además más naturales por el detalle del pelo a pelo. Me dijo que ahora estaban más oscuras y que cuando cicatrizaran se verían más claras.

Cuidados que debes tener

No puedes exponerte al sol y debes aplicar una crema cicatrizante cada 4 hrs durante los primeros 3 días. No se recomienda hacer ejercicio al menos 3 días para que el pigmento quede bien, ya que el sudor podría afectar el resultado.

Tip: tomate una pastilla para el dolor después de la aplicación. Cuando iba manejando a casa comencé a sentir ardor y después dolor, con una pastilla solucione el problema y al siguiente día ya no me dolía nada!

Qué pasa después

A los 4 días comencé a ver cómo se iba descarapelando la costra, pero nada grave porque fue poco a poco y se veía como cuando vas a la playa, te bronceas y comienzas a “pelarte” pero en chiquito.

Sonia me recomendó regresar un mes después a retoque por si había que hacer algún cambio, aún no voy a esa cita pero ya les contaré.

Amo mis nuevas cejas

Amo despertar con cejas y no tener que correr a maquillarlas cada mañana. Que mi rutina de maquillaje sea mucho más rápida y sencilla, para ir a dejar a Bebé Bombón solo me aplico un poco de corrector, blush en tinta, bálsamo labial y listo, y siento que me veo súper bien sin tanto esfuerzo.

Definitivamente les recomiendo el microblading, duele poquito pero vale completamente la pena! Creo que el secreto es encontrar a un profesional que haga bien su trabajo y las deje felices.

Yo les puedo recomendar a Sonia que es una profesional del tema y les aseguro que quedarán súper contentas con sus cejas. Sonia Garcilazo Studio está en Altavista y pueden hacer su cita aquí

Si dicen que van de mi parte les hacen un descuento 😉

Besos

Diana